Estaba el Peje hablando en el Zòcalo capitalino y de
pronto se aparece Jesucristo bajando lentamente del cielo. Se pone a un lado
del Peje y le susurra algo al oìdo. Entonces Lòpez Obrador dirigièndose a la multitud
dice:




! Atiendan !
Acaaaà………………Jesucristo mandado por el Dios mismo……………….quiere decirles algo.




Jesucristo, tomando el micròfono dice:



Habitantes de Cd. Esperanza:



¿ No es cierto que asì como yo multipliquè el
pan y los peces para dar de comer a todos, este hombre trajo los bonos de ayuda
a la gente de la tercera edad, para que todos comieran por igual?




El pueblo responde: S ì ì ì ì ì ì ì ì ì ì ì



¿ No es cierto, que igual que yo anduve con
mis Apòstoles, el anda acompañado de unos ladrones?




El pueblo nuevamente responde: S ì ì ì ì ì ì ì
ì ì ì




¿ No fue traicionado por Bejarano como yo lo
fuì por Judas ?




El pueblo frenético responde: S ì ì ì ì ì ì ì
ì ì ì ì




¿ Se le conoce como el mesìas de los pobres,
como a mi se me reconoció como El Mesìas?




El pueblo responde ya enloquecido y
emocionado: S ì ì ì ì ì ì ì




ì ì ì Entonces, ¿ QUE ESPERAN PARA CRUCIFICAR
A ESTE HIJO DE LA CHIN…………..?