Para un ser humano cien años es toda una vida y muchos no logran llegar a ese momento mágico;
sin embargo, las instituciones sí pueden hacerlo, ya que trascienden a
los seres humanos que las crean, se alimentan de cada uno de ellos y de
quienes los suceden, absorben su personalidad que, a su vez, es reflejo
de cada tiempo.

 

El 25 de mayo de 1907, se ha aceptado como la fecha del nacimiento de la profesión contable en México.
En este día presentó su examen don Fernando Díez Barroso, mediante el
cual recibió el primer título de Contador de Comercio que se expidió en
México. Más adelante, por una iniciativa del mismo Díez Barroso los
planes de estudio fueron modificados y el título otorgado cambió al de
Contador Público.

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos,
A.C., fue creado hace casi 84 años, por un pequeño grupo de visionarios
,
quienes decidieron que su primer presidente fuese, precisamente, el
primer Contador de Comercio en México, don Fernando Díez Barroso, quien
celebraba dieciséis años de haber recibido su título. De esta manera,
la historia de la Contaduría Pública en México está ligada,
irremediablemente, a la vida de don Fernando y a la creación de nuestra
Institución.

Podría entenderse como una omisión en la historia no hablar posiblemente de la primera mujer contadora en México, Sor Juana Inés de la Cruz,
que de acuerdo con testimonios era la encargada de llevar cuenta y
razón de las actividades del Convento en donde profesó, además de ser
una de las grandes poetisas del mundo.

 

Sin duda, celebrar
el primer centenario de nuestra carrera en México, es un acontecimiento
que representa la oportunidad de revisar nuestros orígenes, el camino
que hemos recorrido, los enormes desafíos que ha enfrentado la
profesión para lograr posicionarse como la mejor organizada de nuestro
país
, la que afilia al mayor número de profesionistas y la que
permanece en el liderazgo en cuanto a la certificación de sus
agremiados.

Crisis es motivo de oportunidad, nuestra
profesión ha superado grandes retos durante estos primeros cien años,
lo cual no ha sido gratuito, pues es el resultado de mantener una
estricta disciplina en su quehacer
, identificando que sólo
mediante una actuación transparente se logra la confianza de la
sociedad hacia el resultado de su trabajo.

La Contaduría Pública es la profesión de la verdad, la que evita las posibilidades de opacidad en la información financiera, la que vela porque exista el orden dentro del caos que permanentemente subsiste.

Cien
años son un buen pretexto para renovar nuestro desafío ante el mundo,
comprobar por qué somos un ente tan bien organizado y experimentar en
ello, la dicha de poder servir a una sociedad ansiosa de nuestra
actuación
, guiada por valores y con una visión renovada. Cien años son sólo el principio que marca el arranque de un mayor reto.


Para
los empleados de esta noble Institución, es motivo de orgullo haber
podido colaborar en este esfuerzo, para plasmar la historia de nuestra
profesión en este primer centenario.

Por tal motivo, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C., desea entrar a una nueva etapa en su vida institucional,
para lo cual, recientemente, ha hecho pública una versión renovada de
su misión, visión y valores, que fueron el resultado de un trabajo de
inteligencia colectiva, en el que intervinieron cerca de trescientos
individuos de todas las regiones de nuestro país.

Estamos
preparados para enfrentar nuevos desafíos, satisfechos de la labor
desempeñada hasta ahora, con las herramientas que hemos desarrollado a
través del tiempo
, seguros de que al celebrar el primer
centenario de nuestra profesión, asumimos nuevamente la responsabilidad
de servir, pues somos y seremos una profesión de la verdad.

La
historia de  profesión va de la mano con la actividad del ser humano en
el transcurrir de los años, y existen pasajes muy importantes, que han
marcado el rumbo de nuestra institución, de ellos podemos enumerar
algunos, por mencionar solamente una parte, ya que nuestra historia es
tan rica que se necesitaría de un libro para contarla.
———————————-
Tomado de http://portal.imcp.org.mx/content/view/4287/266/